La Alfombra Roja de los Oscar 2014

Los looks de todas las celebrities de la alfombra roja de los Oscar. La red carpet de la Gala de los Oscar ha sido tan sorprendente como sus ganadores… Vestidos en tono nude con transparencias, mucho negro y blanco, y palabra de honor. Ea, diseñadores del mundo, no hace falta que innovéis, porque visto lo visto, a la gente les da igual.

Y no, no es que esté pidiendo un Björk de cisne (never eh NEVER), pero un poquito de originalidad, no sé. La Pataki la pifió con el vestido, sí, pero por lo menos se salió un poco de la norma. Y es que las pregnant actress están siendo las únicas en innovar un poco, aunque sea sólo porque como saben que se les verá tripón ya qué más da!

En la categoría de ‘No sin mi nude’, las nominadas fueron varias, entre las que destacan Cate Blanchet o Sarah Paulson, a la que Jessica Lange le debe estar robando la juventud y belleza (por favor que alguien le diga que ese color de pelo le favorece 0), pero sin desmerecer la sosez de los trajes de Laura Dern o la recientemente adorable Cristin Milioti, más conocida como uno de los mayores McGuffins de la televisión, la mujer de Ted Mosby. No me malinterpretéis, los vestidos no son feos, pero sí son un poco insulsos y parecen clones. El duelo de peleonas protagonizado por Jessica Biel VS Jennifer Garner con vestidos muy, muy parecidos, o los casi clones de Naomi Watts y Calista Flockhart, que parecían niñas de comunión.

La finalista de los nude fue una preciosa Julie Delpy, que apostó por un estilo vintage ajustado a la cintura y muy favorecedor,, muy elegante y apropiado para esta actriz tan de otra época.

La ganadora, sin duda alguna, fue la preciosa Kate Hudson, que aunque tiene un cuerpo difícil, parecía una estrella del Hollywood más clásico. Preciosa, sin más que añadir.

En los ‘Vie en rose… et violet’ son menos las nominadas, pero las que están mejoran el nivel considerablemente. Preciosa Penélope Cruz con un vestido muy de Barbie, en rosa palo, cinturón negro y una tela que cruzaba la espalda delicada y elegante, aunque me pregunto cómo iría al baño. En fin, pasemos a la carismática Jada Pinkett, que lucía un tono melocotón en tela muy brillante y con una caída preciosa. Es el ejemplo perfecto de saber escoger el tono del vestido según la piel, ya que si ese modelito se lo calza una Anne Hatthaway (por ejemplo) hubiera parecido un zombi.

Sentimientos encontrados me producen los dos vestidos finalistas, el de Camila Alves (mujer del ganador del Oscar y, a este paso, de todos los premios de este año) Matthew McConaughey, maravillosa y con un rosa casi casi nude elegantísimo, claro que con ese cuerpo cualquier cosa luce perfecta. La otra polémica rosa fue la cantante Lady Gaga, con un vestido de armazón y líneas brillantes con un foulard rosa al cuello, muy bonito y favorecedor todo, pero yo es que con esos zapatos de plataformas de ¿treinta centímetros? Se lo carga todo… TODO

¿La ganadora? Mi querida amiga Kerry Washington, de la que he escrito ya en esta sección varias veces. Embarazada y con un palabra de honor en tono violeta casi gris y con caída. Precioso.

‘Back to black’ también acogió a varias de las presentes, entre las que destaca por ir sorprendentemente mal (nena, vuelve al rubio por lo que más quieras) la preciosa Margot Robbie. Un poco inclasificable Glenn Close, con un vestido ajustado y de escote a la caja, y es que el negro es uno de los colores que han escogido las actrices maduras de la noche, combinado con blanco, en el caso de Meryl Streep o Whoopi Goldberg. Rarunas como siempre Anna Kendrick y Anne Hatthaway (más larga que un día sin pan, podría llamarse a este look), y casi casi que metería también a Emma Watson en esta categoría, que con lo mona que va esta chica siempre parecía salida del H&M.

Tercera finalista, la embarazada Olivia Wilde, preciosa con su vestido. Esta mujer va más favorecida y estilosa desde que está pregnant que antes, muy normal todo.

El premio se lo cede una preciosa aunque rubísima Julia Roberts (uno de mis vestidos favoritos, pero con una tela difícil, que podría parecer un poco abuelil según el momento) para que se lo quede Charlize-siempreperfecta-Theron con un vestidazo negro.

Los ‘Azul y verde muerde’ han sido menos que en otras ocasiones, aunque sigue siendo un color que lo peta en la alfombra roja. Muy rollo Lucía Bosé apareció Liza Minelli. Sin comentarios sobre esta señora. Sólo comparable al desastroso vestido de Elsa Pataki que se podría llamar ‘Ola k ase quieres estar fea o k ase’. Sin comentarios.

Bueno sólo uno… ¿¿POR QUÉ???

Guapísima y elegante Alfrie Woodward con un vestido de pedrería en tono azul apagado. Otra mujer de color pero con menos estilo resulta Viola Davis, que según la foto está guapísima o con un vestido de los chinos.

Y los palabra de honor, protagonizados por Amy-Caraloca-Adams y Sandra-Inmoral-Bullock. Bromas aparte, me quedo con la Miss Agente Especial por el detalle del nudo con caída hacia adelante y el cabello al otro lado. Preciosa, elegante y, lo que yo os diga, inmortal.

Al mismo nivel que la Bullock, la preciosa Lupita Nyong’o y su vestido de la Princesa Tiana. Original y maravilloso, una combinación con ese color impresionante de piel que tiene la amiga, cosas de ser de Namibia y tal. La diadema le queda bien pero es raruno el detalle, aunque le da un punto.

Acabamos la ‘Gala’ con los rojizos, los ‘Red Riding Hood’ tienen a una divertidísima Bette Midler con un vestido con transparencias y rojo, rubísima, muy cuki ella. Un poco más rosado el de Olga Kurylenko, con un adorno raro en el hombro derecho, pero que aún así resulta divertido y sexy.

Jennifer Lawrence, más cansina que nunca, se puso un vestido rojo con adornos ne la cadera. No sé si quería recordar la primera Gala de los Oscar en la que estuvo, allá por su nominación en Winter’s Bone. Nada que ver nena, te has quedado en la mitad, tanto de cuerpo, de pelo y no digamos ya de vestido. No eh, no. Y, bueno, mención especial para su caída. Patético, se cree que es Anita Obregón ahora. Jennifer, tú antes molabas.

Ireland Baldwin  y su blanquísimo pelo se enfundaron un vestido burdeos precioso, con encaje y una pierna fuera. Original y divertido. Olé tú.

Creo que, por el bien de todos, no diré nada de Pharrell Williams. Ni rapero ni leches, ir en pantalón corto a los Oscar es para matarlo. ¿Dónde está el Kaiser cuando se lo necesita?

Este artículo pertenece a mi columna semanal Moda en Serie, de FrikArte :)

Deja un comentario