Dime cómo te desnudas y te diré cómo eres (GOT)

Los desnudos de los personajes de Game of Thrones hablan mucho sobre ellos. Hablemos de Juego de Tronos, pero tranquilos, sin spoilers. Bueno, salvo que AHORA los despelotes de la serie sean una sorpresa. Porque señores frikartistas, damos y caballeros del mundo de las series, Emilia Clarke dice que no quiere volver a salir desnuda en Game of Thrones.

Los suicidios en grupo del colectivo masculino ya han comenzado, pasa que la prensa quiere taparlos para no alarmar a la sociedad.

Efectivamente, la guapísima actriz británica dice que no volverá a aparecer como su madre la trajo al mundo. Lástima, AHORA que parecía que las cosas volvían a ponerse interesantes para ella con…

Si en una serie normal, el modo de vestirse de los personajes es algo clave para comprender la psicología de los mismos, en Poniente parece justo al contrario, más bien es un CÓMO te desnudas y te diré cómo eres. Así que hemos hecho una pequeña clasificación de los desnudos de los personajes, aka cómo se despelota cada uno.

El tímido, el Rey en el Norte. Parece que la Corona de Rey le pesa tanto al pobreRobb Stark  (Richard Madden) que el desnudo postcoital que protagonizó hace pocos episodios junto a su esposa, la guapísima Talisa (Oona Chaplin), fue como un ‘Porque me están obligando eh…’. Una lástima.

EL SEGUROTheon Greyjoy. En los primeros episodios ya salió casi casi frontal protagonizando una escena de amor al estilo de George R Martin en el que compartió más de lo que esperábamos con el público.

La superviviente, Osha. La salvaje que interpreta Natalia Tena TIENE algo muy claro: sobrevivirá pase lo que pase. Si para poder escapar de la incursión por la fuerza de Theon, ella lo hace, con despelote al completo incluido. Todo sea por salvar a los pequeños Stark… y subir la audiencia.

La prostituta, Rose. Sí, vale, decir que los desnudos de una profesional del amor en Juego de Tronos marcan cómo es el personaje, es mucho decir. PERO lo que sí que es verdad es que Esmé Bianco ha puesto carne y hueso a un personaje que cruza todo Poniente sin aparecer en las novelas originales. Triste final para la pobre, ahora que se acercaba el Invierno,

La Reina no, la Khalessi . La propia Emilia Clarke, que en el primer episodio nos dejó muy claro a todos cómo era Daenerys de la Tormenta: una mujer sin esperanzas ni nada por lo que vivir, con poco que perder, y un extraño y obsesivo hermano, ha ido marcando un antes y un después con cada aparición suya. Esta última vez, una salida de la bañera de lo más oportuna, nos ha dejado clara otra cosa menos divertida que nos marcaban sus ojeras durante el resto de la temporada: anda más flaca. Habrá que hablar con los caballeros que la acompañen, que ese culito no PUEDE pasar hambre.

 Originalmente, la noticia aquí

Deja un comentario